Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3 marzo 2008

El sistema de producción en un proyecto (ya sea tecnológico o de otra índole) se compone de tres elementos:

Procesos-Tecnologia-Personas

Para llevar a cabo el proyecto necesitamos un equipo de personas que con la ayuda de herramientas tecnológicas puedan llevar a cabo la realización del proyecto.

Que el equipo lleve a cabo el proyecto sin usar ningún tipo de procedimientos o procesos no implica que no se pueda llevar a cabo con éxito, pero si que la incertidumbre y probabilidad de fracaso aumente desproporcionadamente. El ejemplo puede ser montar un mueble que viene por partes sin un libro de instrucciones. El éxito y la calidad del montaje del mueble dependerá totalmente de quien lo monta y sus habilidades. No obstante, si proporcionáramos un libro de instrucciones (procesos de montaje) el éxito dependerá en mayor medida de lo bien que este explicado el proceso (las instrucciones) y menos de las habilidades que posea quien se encarga de montarlo.

Por eso, llevar a cabo el proyecto bajo el amparo de unos procesos siempre es recomendable. Ahora bien, la discusión actual es donde focalizar la atención, en las personas o en los procesos. Que los procesos sirvan como ayuda para las personas del equipo o que las personas sirvan para llevar a cabo los procesos con el fin de culminar con éxito el proyecto.

En el triangulo mostrado, centrarse desde el punto de vista de la gestión del proyecto y diseño del sistema de producción en las personas (dejando como secundario los procesos sin eliminarlos) es lo que se llama actualmente el Manifiesto Ágil de la gestión de proyectos.

Es decir, gestionar un proyecto fomentando primordialmente las capacidades y conocimientos del equipo. A la par que el equipo se ayuda de unas herramientas tecnológicas, y unos procesos que guíen y ayuden al buen hacer.

Anuncios

Read Full Post »